Reseña: Monstruo Final

Reseñas

De pequeño, los niños buenos se metían mucho contigo por ser un ser horrendo. Normal, teniendo en cuenta que eras hijo de un monstruo de mazmorra. Así que teniendo una infancia tan complicada era normal que al crecer decidieras que querías vengarte de esos abusones. Has decidido convertirte en el amo y señor de una mazmorra. Para poder cobrarte tu venganza, tu trabajo será el de diseñar una mazmorra llena de habitaciones con monstruos y trampas para que los niños buenos (que ahora son los héroes de la ciudad) caigan en ella. Por supuesto, no eres el único compitiendo por resarcirte. Otros jefes de mazmorra quieren darles su merecido a los héroes y competirán contigo por ser el que más almas recauden para fardar luego en la convención anual de monstruos. Aquí no hay amigos. Sed bienvenidos a Monstruo Final.

De esta peculiar manera os presento el Monstruo Final, diseñado por Brotherwise Games. El juego fue publicado por primera vez en el 2012 en una versión en ingles y lanzado en español en el 2016 por Edge Entertainment. Hay una ligera dependencia del idioma, ya que las cartas contienen texto explicando su funcionamiento. Permite partidas de 2 a 4 jugadores con una edad mínima sugerida de 14 años y una duración aproximada de 30 minutos. El precio de venta recomendado es de 24,95€ y la reseña esta hecha con una edición de la propia Edge.

CONTENIDO

  • 155 cartas
    – 8 cartas de Monstruos Finales
    – 75 cartas de Habitaciones
    – 31 cartas de Hechizos
    – 25 carta de Héroes
    – 16 cartas de Héroes epicos
  • 1 libro de reglas
  • 1 guía de inicio rápido

MÉCANICA

Monstruo Final es un juego de cartas de gestión de mano y colocación. El objetivo del juego es construir una mazmorra de desplazamiento lateral que los héroes deberán recorrer para llegar hasta nuestro monstruo. Para ello, podremos colocar una única carta de habitación en cada turno para ir haciendo crecer nuestra mazmorra. Las habitaciones tienen un tipo de tesoro, un valor de puntos de daño y una habilidad. Los tesoros determinaran el interés de los héroes en escoger una u otra mazmorra. El daño será la cantidad de puntos que se le restará a los héroes cuando entren en la habitación. Por ultimo, las habitaciones tendrán habilidades que pueden potenciar el daño de otras habitaciones o permitirnos robar cartas, por poner algunos ejemplos.

Para construir, iremos colocando las habitaciones a la izquierda de nuestro monstruo final, respetando el tamaño máximo de la mazmorra de 5 espacios (sin incluir nuestro monstruo). Las habitaciones son de dos categorías, con monstruos o con trampas, y cada una de estas tiene dos niveles, normales o avanzadas. La categoría es un factor que nos importa por las sinergias entre las cartas, ya que algunas harán combo únicamente con las de su misma categoría. En cambio, los tipos tienen un poco más de chicha. Las habitaciones normales se pueden construir en cualquier lugar pero las avanzadas únicamente se podrán construir encima de otra habitación con la cual compartan un símbolo de tesoro.

Por último, tenemos las cartas de hechizo. Estas nos permitirán modificar el desarrollo de la partida activando efectos especiales, para darnos ventaja en nuestra partida o para perjudicar a nuestros adversarios. Estas cartas solo las podremos usar en las fases de construcción y las de aventura y así pasamos a hablar del desarrollo del turno.

En cada turno se desvelaran héroes en el centro del mapa. Luego, robaremos una carta y pasaremos a la fase de construcción. Aquí podremos construir una habitación en nuestra mazmorra. A continuación jugaremos la fase de señuelo, que básicamente es determinar a donde ira cada héroe y por ultimo, la fase de aventura, en la cual los héroes deberán recorrer las mazmorras y dependiendo de la cantidad de puntos de daño que reciban nos permitirán obtener un alma (si lo matamos antes de llegar al monstruo) o una herida (si llega hasta nosotros). Como veis, las mecánicas no son muy complicadas.

Entrando a valorar las mecánicas, hay que resaltar que el juego no es complicado de explicar. Para el nicho de jugadores que busquen iniciarse en juegos de mesa o que les gusten la diversión sin complicaciones es algo positivo. Para aquellos que busquen un juego con un poco más de enjundia… les recomendaría buscar otras opciones. Tengo que resaltar que al ser de los primeros juegos que compramos con La Jefa, le guardamos un cariño especial. Le echamos muchísimas partidas durante los primeros meses pero una vez que nuestro «paladar lúdico» fue degustando más opciones, Monstruo Final fue cayendo poco a poco al ostracismo por opciones que tienen un poco más de desarrollo. En cristiano, juegos más complicados. Aún así, siempre que lo sacamos a mesa nos entretiene.

Analizando las propias mecánicas del juego tengo que decir que está muy lejos de ser perfecto. Hay diferencias importantes en la utilidad de algunas cartas. Especialmente con la potencia que tienen las carta de hechizo, ya que me parecen las que pueden desbalancear las partidas. Esto es debido a que por norma general no puedes robarlas, tienes que acceder a ellas mediante la construcción de algunas habitaciones. Se produce muchas veces un efecto «bola de nieve» que cuando entras en la dinámica de robar cartas de hechizo es difícil pararte. Algo parecido ocurre con los monstruos finales, habiendo diferencias importantes entre ellos y ya en el reparto inicial te puedo tocar uno malo que te pone la partida muy cuesta arriba.

Hay que destacar que el juego incluye algunas variantes, como la de repartir dos monstruos y que cada jugador escoja o, y para mi la más interesante, la posibilidad de robar una carta de hechizo o habitación adicional si no has obtenido ningún alma a final del turno. Nosotros siempre jugamos con estas variantes para intentar compensar ese factor suerte. Porque la suerte, al ser un juego de cartas, tiene mucho que decir. Puedes jugar partidas en las que no te salgan las habitaciones que te interesan por los tesoros que piden los héroes o por las sinergias que necesitas. Es ley de vida en este tipo de juegos.

ASPECTO Y CALIDAD DE COMPONENTES

Monstruo Final tiene una estética retro pixel que recuerda a los juegos clásicos de 8bits de nuestra niñez, con algunos homenajes a algunos personajes y villanos de sobra conocidos. En este sentido, el aspecto del juego me parece fabuloso. Esto ya es un tema personal, habrá gente que quizá esté cansada de esta estética pero a mi me encanta. Lo mismo ocurre con la caja donde viene el juego, que me evoca a las míticas cajas donde venían los juegos de la década de los 80. Quizá por poner alguna pega, el tamaño de las letras en algunas cartas es demasiado pequeño. En las cartas de habilidades no es muy grave. En cambio, en los héroes, que tienen un párrafo de lore explicando su historia si que se les ha ido de las manos.

La calidad de las cartas me parece más que correcta. No soy un experto pero me parece que tienen un grosor bueno, resisten bastante el uso aunque como siempre con las cartas, recomiendo enfundarlas para prologar su vida. Eso si, a titulo personal, el precio del juego me parece demasiado elevado. Teniendo en cuenta que la caja solo contiene cartas me parece que un precio alrededor de los 15€ lo haría mucho más apetecible.

DIVERSION Y REJUGABILIDAD

Como dije antes, el juego como producto de iniciación en juegos de cartas no me parece mala opción. Creo que hay otras mejores aunque me sigue pareciendo un buen punto de partida para meterse en el mundillo. Eso si, se le notan las costuras en cuanto tienes un poco de bagaje pero todas esas horas de diversión no te las quita nadie. Pero sigue teniendo esos puntos negativos que comente: influencia del azar, valor más alto en comparación de las cartas de hechizo,… que restan diversión en cuanto lo notas en cada partida.

En el tema de escalabilidad, si bien permite partida de 2 a 4 jugadores, yo os recomendaría intentar jugarlo siempre con cuatro. Es la mejor manera de paliar el efecto azar. Por experiencia, en partidas en parejas, si uno se destaca y tú tienes mala suerte con las cartas, es muy complicado remontar. Con más jugadores, aunque tengas una mala racha, el resto pueden intentar cortar al que va en cabeza y darte algo de tiempo para intentar remontar.

En cuanto a la rejugabilidad me parece bastante alta para el tipo de juego que es. Hay una gran cantidad de cartas de habitaciones y hechizos, que hacen que tardes en sentir esa sensación de repetición. Es una lastima que no haya más variedad en los héroes, ya que a efectos prácticos lo único que importan de ellos son la cantidad de puntos de vida que tienen. Algo como que posean habilidades les hubiera ido de perlas.

CONCLUSIONES

Monstruo Final me parece un buen juego. Le tengo un cariño especial por ser de los primeros con los que entre en el mundo lúdico pero ahora iría a por otras opciones si empezara de cero con lo que se. Es fácil de explicar, bastante divertido a cuatro jugadores y te permite echar unas buenas risas antes de empezar con algo de mayor peso en una tarde de vicio. Siempre y cuando no te molesten los aspectos negativos que comenté. Si lo encontráis rebajado y estas pegas no os molestan, no fallareis al comprarlo. Me queda la duda de valorar que tal evoluciona con las expansiones que han salido, que son unas cuantas.

Reseña: Monstruo Final

6.4

Mecánicas

5.8/10

Aspecto / Componentes

6.5/10

Diversión

6.3/10

Rejugabilidad

6.8/10

A favor

  • Estética retro pixel muy resultona
  • Sencillo de explicar pero con una rejugabilidad por encima de la media en su genero

En contra

  • Su sencillez puede echar para atrás a jugadores más experimentados
  • Mucho factor azar, especialmente en partidas a 2 jugadores
  • Precio algo elevado para lo que contiene la caja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.